Encías retraídas: causas que las provocan y soluciones

Si una encía se retrae, queda expuesta la raíz del diente. Esto hace que aumente el grado de sensibilidad dental de los pacientes. A su vez, el diente parece más largo de lo normal y ese hecho se deja notar en la sonrisa de la persona, que es mucho menos agradable.

La encía retraída es uno de los problemas más comunes en odontología y salud dental, debe ser tratado, no solo por razones de estética dental, si no por los graves consecuencias que puede tener. Entre las causas de la aparición de las encías retraídas se encuentran las que comentamos a continuación.

 

Enfermedad periodontal

La enfermedad periodontal es la causa básica del proceso de retracción gingival. Existen dos tipos de enfermedad periodontal: gingivitis y periodontitis. Ambas son causadas por bacterias y, aunque la periodontitis tiene un factor de tipo genético, la ausencia de cierta mínima higiene es una causa fundamental para el desarrollo de estas patologías.

 

Cepillado agresivo

Una de las causas más comunes de las encías retraídas es el cepillado agresivo. Además, realizarlo con cepillos muy duros que puede provocar la destrucción del tejido que forma la encía. Uno de los tratamientos aconsejables en estos casos es la implantación de un injerto de encía para cubrir la raíz afectada, aunque siempre es el odontólogo el que debe decidir si este tipo de tratamiento es idóneo para el paciente.

 

Además, realizarlo con cepillos muy duros que pueden provocar la destrucción del tejido que forma la encía y consecuencia de ello una recesión gingival

 

Encías retraídas

 

Alimentación deficiente

Una dieta rica en productos ácidos como los cítricos puede hacer que se retraiga la encía, además de un desgaste del esmalte y de la raíz de los dientes. A su vez, el tabaco puede provocar una pérdida de la encía debido a que se ve afectada por la llegada de sangre, y posee unos efectos claramente negativos sobre el sistema inmunitario, haciendo más fácil la acción de las bacterias y la progresión de la enfermedad periodontal.

 

Ortodoncia agresiva

En un tratamiento de ortodoncia, si los dientes del paciente se sacan de la tabla ósea puede provocar que en un tiempo prudencial cualquier traumatismo, sarro o exceso de fuerza en el cepillado genere la recesión de la encía. En este tipo de circunstancias también se puede tratar el problema con un injerto.

 

¿Cómo solucionar el problema de las encías retraídas?

Para solucionar esta problemática podemos realizar un tratamiento para deshacernos de las bacterias y el sarro acumulado alrededor de los dientes y en el interior de las encías, que se realiza mediante instrumentos manuales (curetas) o instrumentos ultrasónicos. Si la retracción de las encías está provocada por un cepillado agresivo, deberemos corregir este hábito para restablecer la salud de las mismas.

A su vez, hay ocasiones en las que debemos someternos a técnicas quirúrgicas que tratan acerca de injertar tejido blando en nuestras encías para recuperarlas, tanto desde la salud como el punto de vista estético.

 

Descubre Duperier Macarro

En Duperier Macarro llevamos 35 años cuidando la salud bucal de todos nuestros pacientes y contamos con especialistas en las áreas de Odontología General, Prótesis, Endodoncia, Odontopediatría, Periodoncia, Blanqueamiento, Estética Dental e Implantes Dentales en Madrid y  Ávila y Toledo.

Nuestra meta se centra en la calidad de la atención personalizada, con el objetivo de que el paciente obtenga una boca sana y perfecta para toda la vida. Puedes encontrarnos en nuestros tres Centros Avanzados de Odontología de Madrid, Ávila y Toledo. En Duperier Macarro, tu dentista en Madrid, Ávila y Toledo, cada paciente es único, por ello establecemos una relación duradera basada en el tratamiento personalizado de salud dental y en el cuidado de los detalles.

2019-08-05T09:49:46+02:00

Deje su comentario